BLANQUITO

      
A finales del mes de octubre, iba paseando por mi pueblo en Huesca, cuando me encontré un gato debajo de un puente, lo llamé y el me respondió maullando. Cojeaba visiblemente. Lo recogí en brazos y me lo llevé a casa para darle de comer. Al día siguiente, lo llevé al veterinario . Allí le diagnosticaron una fractura de pelvis. También le hicieron análisis de sangre y dio negativo en leucemia y otras enfermedades víricas de los gatos. Es decir, el gato se encontraba bien de salud. Lo llamé Blanquito. Me lo llevé a casa hasta que curara la fractura. Pero la gata que tengo en casa y otros que vienen a comer, lo rechazaban soplándole y mostrándole las uñas. Así pues, me lo llevé al garaje de una hermana de mi madre. Allí lo tuve durante casi dos meses. Decidí esterilizarlo y, de esta manera, perdiera interés en sus fugas nocturnas. Ahora parece que se ha hecho más casero, pero aún así, temo que algún día pueda ser atropellado por un coche, o lo mate algún perro suelto o algún zorro porque está en el huerto con cobijo pero puede salir. Se trata de un gato común blanquinegro joven de unos dos años. Es muy cariñoso y juguetón. No requiere de cuidados especiales, aunque es muy comilón.

blanquito

blanquito

blanquito

blanquito

blanquito

Él es tu amigo, tu compañero, tu defensor, tu perro. Tú eres su vida, su amor, su líder. Él será tuyo siempre, fiel y sincero, hasta el último latido de su corazón.
A él le debes ser merecedor de tal devoción. NO ABANDONES !!!

© 2009 Alborada Protectora Aragonesa de Animales