CHIPI

      
Vivía encerrada todo el día, escondida, aterrorizada en una jaula que debía compartir con otros 6 perros, su estado de salud bastante lamentable, su estado psicológico terrible, sólo mirarla era ponerse a temblar, levantarse era impensable para ella de puro miedo. Unos cuantos meses de paciencia y tratamientos y las manos adecuadas hicieron el milagro que esperábamos y hoy por fin es feliz, no tiembla, pide caricias y se acerca a todo el mundo.

Chipi

Chipi

Chipi

Chipi

Chipi

Chipi

Chipi

Chipi

Chipi

Chipi

Chipi

Chipi

Así la recogimos:

Chipi

Chipi

Él es tu amigo, tu compañero, tu defensor, tu perro. Tú eres su vida, su amor, su líder. Él será tuyo siempre, fiel y sincero, hasta el último latido de su corazón.
A él le debes ser merecedor de tal devoción. NO ABANDONES !!!

© 2009 Alborada Protectora Aragonesa de Animales